Plan de choque: Objetivos: Ahorro del agua

Sistema automático de filtración por anillas en parcela El usuario agrario constituye el mayor consumidor de agua dentro del país, yendo al regadío cerca de un 63,3% del total del agua consumida. Uno de los principales objetivos del Plan de Choque es promover el ahorro de agua, hasta 1.162 Hm3/año, cambiando la imagen del regadío, de derrochador y contaminador, a gestor eficiente del agua y garante del medio ambiente.

Para ello se pretende optimizar el uso de agua disponible mediante actuaciones como son la modernización de los sistemas de transporte, distribución y aplicación del agua en parcela, la elección de cultivos con variedades menos exigentes en agua, o el empleo de recursos hídricos alternativos a los convencionales, como son las aguas desaladas y las aguas regeneradas.

Sistema móvil de riego por aspersión con tubería de aluminio a nivel de parcela El objetivo de estas acciones no solo se reduce a obtener un ahorro de agua en la zona objeto de actuación. Se considera necesario dar un paso más en la modernización de nuestros regadíos, incorporando a los regantes a la sociedad de la información a través de la implantación de modernas tecnologías de comunicaciones en el medio rural, para alcanzar una mayor eficiencia hídrica y económica del regadío.

Se pretende así superar la dualidad existente entre el regadío moderno y altamente tecnificado de las explotaciones más competitivas y el regadío obsoleto y de baja eficiencia hídrica que provoca enormes pérdidas de un recurso escaso como es el agua.

Por otro lado, la modernización del regadío implica la creación de empleo de calidad, capaz de gestionar de otra manera el agua de riego, y el desarrollo de un potente sector de servicios ligado al sistema agroindustrial asociado al regadío. La diversificación de las características de empleo posibilita la participación de todo tipo de trabajadores, hombres y mujeres, lo que, sin duda, contribuye a fijar población y mejorar la calidad de vida en todas las zonas de influencia.

Pivot para riego de maíz En total se invertirán 2.344 millones de euros que afectarán a 866.898 ha y 291.024 regantes. La financiación máxima que se realizará con cargo a los dos Ministerios implicados, el Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación y el Ministerio de Medio Ambiente, será de 1.873 mill. €, aportando los usuarios la diferencia hasta completar el total de la inversión proyectada.

Todos estos esfuerzos realizados desde la Administración, se complementan con el interés mostrado por los propios regantes en mantener la competitividad de nuestras explotaciones de regadío alcanzando la máxima eficiencia hídrica, y son coherentes con el enfoque de gestión de aguas asumido por la nueva Directiva Marco del Aguas, base esencial del ordenamiento legal europeo en materia de gestión de aguas y cuyo objetivo central no es otro que recuperar y conservar el buen estado ecológico de los ecosistemas hídricos.

Actuaciones del Plan de Choque de Regadíos

Noticias